Qué es la lluvia de estrellas

¿Qué es la lluvia de estrellas?

Uno de los espectáculos más bellos que nos presenta el cielo son las lluvias de estrellas, donde cientos de destellos iluminan el cielo por la noche produciendo una extraña sensación en el cuerpo de quien lo observa.

La lluvia de estrellas es una actividad que se produce de una forma mucho más habituales de lo que creemos, ya que casi todos los meses del año hay una lluvia de estrellas en el firmamento. Pero para disfrutarla mejor, es necesario saber que es la lluvia de estrellas en sí y en que consiste.

La lluvia de estrellas que nosotros llegamos a ver desde la tierra, no es más que las partículas de roca y polvo que se ha ido desprendiendo de los cometas que orbitan alrededor del sol debido al calor que éste emite sobre el cometa. Los cometas, a diferencia de la tierra, tienen una órbita que no es circular completamente, y en muchas fases se acercan demasiado al sol, momento en el cual se desprenden múltiples capas del cometa que a su vez se quedan orbitando en el espacio.

que es la lluvia de estrellas

A medida que la tierra va orbitando en su trayectoria se va encontrando con estos restos que hace que sean atraídos hacia la tierra. El peligro de estos residuos es mínimo para el ser humano, donde la mayoría de estos restos son pequeños fragmentos de roca que al entrar en la atmósfera, empiezan a arder formando esas estelas luminosas que interpretamos como lluvia de estrellas.

Los bólidos, son los más brillantes en el cielo, los cuales dejan una estela más pronunciada, donde la estela, su intensidad y color significa el peso y diámetro del fragmento del cometa que ha entrado en la atmósfera. Si uno de los fragmentos del cometa entra en la atmósfera y no es consumido por ella, es que su tamaño es relativamente grande, esos fragmentos son llamados meteoritos y es mucho más común de lo que creemos.

Cuando esto sucede y si es de un tamaño considerable o proviene de un cometa en estudio, es recogido para después ser analizado para determinar los compuestos del cometa del que procede. Debido a las trayectorias cíclicas de los planetas y cometas, la tierra va pasando por los mismo residuos siempre, por lo que se puede establecer un calendario de lluvia de estrellas que permite determinar las fases de la tierra, las constelaciones en las cuales se podrán ver mejor los meteoritos y los días exactos que pasará.

Según que constelación sea la agraciada con esta lluvia de estrellas, existirán diferentes partes del mundo donde se verá mejor, pero generalmente, una lluvia de estrellas suele ser bien observada desde prácticamente cualquier parte del mundo, solo basta con ir a un sitio elevado y que tenga una buena perspectiva del horizonte, sin grandes ciudades que produzcan contaminación lumínica que no nos permitiría ver el cielo, y esperarse al rango de hora de 2-4 de la mañana mirando el cuadrante del cielo indicado. Muchas personas se ayudan de telescopios para mirarlas, realmente no es necesario, ya que normalmente son visibles al ojo humano, pero si se dispone, se podrá disfrutar de un magnifico primer plano del bólido.

Para localizar bien el cuadrante es necesario tener claro una serie de conceptos, el radiante que es el punto clave, aquí es donde aparecerán la mayoría de los meteoritos, suele estar identificado con una constelación, la cual suele recibir el nombre la lluvia que acontezca en esos cuadrantes, pero se puede encontrar en diferentes calendarios de lluvias de estrellas con las mediciones de Alfa y Delta, donde Alfa es la ascendente recta y Delta es la declinación.

Otro dato importante si queremos ir a ver una lluvia de estrellas es la Tasa horaria Zenital, el cual nos indicará el periodo en el cual se encontrará un mayor número de estrellas fugaces en el firmamento. Y por último, pero no menos importante, es el indice poblacional, el cual nos indicará el brillo que tendrán los destellos que veamos, con todos estos datos podremos determinar si la visión desde nuestro lugar es la correcta o debemos de desplazarnos a otros lugar para una mejor observación.

Aunque durante todo el año se puedan disfrutar de diferentes lluvias de estrellas, hay algunas que destacan más que otras, ya que su nivel de brillo y número de fragmentos es mayor al de otras lluvias de estrellas.

Los eventos más recomendados son las perseidas, entre finales de julio y finales de agosto, suelen verse durante diferentes periodos a lo largo de todo el globo, uno de los eventos que más aficionados y curiosos reúne, leonidas, de menor duración que el anterior pero con más intensidad y brillo en las estrellas fugaces, se da en el mes de noviembre y es una de más recomendables del invierno y por último la de Coma berenicidas, bastante menos conocida que las anteriores pero promedia más cometas que la leonidas, por ejemplo, dura menos de 10 días en diciembre pero es de las más bonitas de ver por el brillo de los meteoritos.

En el vídeo podemos ver el momento en el cual se produce la lluvia de estrellas conocida como Las Dracónidas, donde vemos como la tierra entra en la estela del cometa Giacobini-Zinner donde ha dejado restos flotando, que al pasar la tierra por ellos, los atrae y se generan las famosas estrellas fugaces que vemos desde la tierra.

Esto es un acontecimiento que ocurre solo durante 4 – 5 días a principio de Octubre, donde su visión es muy limitada debido al poco número de restos que suele dejar el cometa, pero si es llamativa por el volumen de estos residuos que crean unos bólidos de unos colores muy brillantes.

Como vemos, las trayectorias de los planetas son mucho más simétricas que la de los cometas, por lo que es determinados momentos del año se pasan por esas órbitas produciéndose las lluvias de estrellas. El único peligro que puede existir es cuando coincide la órbita de la tierra con la órbita de un cometa, y este llegue en tiempo de colisión, pero ese punto ocurre cada millones de años y están bastantes estudiados por la NASA.

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO